domingo, 9 de febrero de 2014

PENSAMIENTO




Dichosos aquellos que alguien guia su vida. 
Es muy dificil guiarse solo sin camino, solo espinas y atajos pedregosos y cruces sin letreros no sabiendo por cual seguir, sin una señal que te oriente, sin nadie a quien preguntar. Llega la noche, cansada te sientas mirando al cielo creyendo encontrar allá a lo lejos un refugio de paz.
De nuevo otro dia de dudas y decisiones. La piel sudorosa y tu alma desalentada, agotada de tantos pasos y tantos carteles en blanco, cuando, sin esperarlo, ves en la lejania a un ser especial que en la soledad y en la tristeza te acompaña y te consuela.
Pasa el tiempo y tu cariño hacia ese ser es cada vez mas grande, el único cariño que tu corazón ha sentido y lo cuidas y mimas como un tesoro que escondes en el joyero de tu alma.
Quieres ayudarle, quieres complacerle, quieres hacerle feliz, pero tienes miedo, mucho miedo de perderle.
Das todo lo que tienes y tanto has dado y entregado por ese amor que ya no tienes nada que ofrecer. ¿Que ha pasado? Ha volado ese gran amor que guardabas con tanto celo. Era mi vida y era lo que me mantenia viva y llena de esperanza. Señor ayudame a encontrarlo no quiero perderle y ayuda a aquellos hermanos que por error escogen caminos equivocados.