sábado, 12 de noviembre de 2011

LA MOCHILA DE LOS RECUERDOS.

Me levanté muy temprano y me vi dispuesta a dar un paseo. Comenzaba el otoño y los árboles tejían poco a poco una alfombra de colores de distintos tonos y que hacían crujir bajo mis pies las hojas secas recién caídas.
No había mucha gente, solo personas que se dirigían a su trabajo y otras que ,como yo, ya habían dormido lo suficiente y necesitaban refrescar sus ideas bajo la briza suave le la mañana. Algún que otro pajarillo revoloteaba y nos daba los buenos días con su particular trino.
Al fondo, veo a un anciano sentado con la mirada fija en el suelo, me dió una sensación un poco rara, me acerque a él y con unos  ¡buenos días!  me senté a su lado.
Levantó la cabeza y encontré sus ojos llorosos. ¿,Que le pasa ,se encuentra mal?  No, no, me contestó, de forma inmediata, me encuentro bien, gracias, solo que estaba recordando.
Pues tendrá mucho que recordar, y la mochila de su vida tiene que estar bastante repleta de acontecimientos y buenos momentos, me miró y con una leve sonrisa me dijo:  si muchos , una larga vida, pero hace unas semanas la cerré y ya no quiero seguir guardando nada en ella.
No diga eso hombre, seguro que tiene cosas que seguir guardando.
Hasta hace unas semanas cualquier motivo que me daba la oportunidad de sentirme vivo me hacia feliz y lo sumaba a mis recuerdos, pero ya no, la cerré y ya no quiero acumular nada sin Ella.
Mi mujer y yo hicimos crecer un gran árbol de amor que abrió sus ramas y acogió a nuestros hijos y nietos, ofreciéndonos una gran cosecha de frutos convertidos en momentos de amor y tambien de tristeza que sirvieron para enseñarnos, porque no decirlo. Recuerdos que brotan de mi mente cada vez mas confusa y que no quisiera olvidar.
¡Lo siento de veras! Si no le importa me gustaría seguir solo y no se preocupe estoy bien.
Por supuesto, me he alegrado estar estos minutos con usted y que Dios le ayude a poder encontrar la forma de abrir, de nuevo, esa mochila y de seguir guardando recuerdos.
Que tenga un buen dia.

78 comentarios:

  1. Muy bonito Teresa, que pena por ese señor. ¿que pensaría?. Que dura es la soledad. Y los recuerdos....

    Un abrazo
    Chus

    ResponderEliminar
  2. Suele pasar Teresa, pasamos la vida llenando nuestra mochila de momentos entrañables hasta que un acontecimiento no previsto nos hace pensar que en esa mochila no cabe nada más que nos merezca la pena. Y es muy triste claudicar, dejarnos vencer. Alguien dejó en mi blog un comentario que acababa más o menos así:"nos pueden quitar la vida, pero no lo vivido."

    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  3. Queramos o no, la mochila de los recuerdos estará abierta mientras vivamos. Por más duras que sean las experiencias vividas, lo que guardemos en la mochila depende del color con el que lo queramos teñir.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Que profundos sentimientos nos dejas en este post, y esos colores ocres de otoño que nos maravillan, precioso todo, es como un tapiz bordado con los colores de la vida.
    Abrazos, preciosa amiga, que tengas un domingo precioso.
    Leonor

    ResponderEliminar
  5. Hola Teresa,muy emocionante este post,la realidad de la vida.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Por mucho que nos empeñemos la mochila se seguirá llenando durante toda la vida depende de nosotros el cómo vayamos recordándo las experiencias vividas.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Teresa, los recuerdo lo guardo en compartimentos en la cabeza. Las mochilas son muy peligrosas, a veces se pierden, se llenan de cosas inservibles, las abren cuando menos lo deseas...
    Justo el otro día habñé con un anciano y dijo algo parecido que su vida no tenía sentido sin ella.
    Bss

    ResponderEliminar
  8. Preciosa parabola nos dejas hoy.
    En el lateral del blog de audio lecturas tienes una sorpresa pata ti, espero que te guste.

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. Un estupendo relato,que a mi también me a hecho recordar,la vida te da buenas cosas para la mochila,pero hay momentos que nos pasa lo mismo que al señor que te encontraste,

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. La noche es ideal, para pararse a leer entradas como esta. ¡me gusta! Saludos Teresa.

    ResponderEliminar
  11. Como me ha emocionado este relato querida amiga, y aunque a veces parezca que la vida se acaba, nunca hay que dejar las mochilas cerradas.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  12. Pobre hombre. Me ha dado pena, al leerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  13. Un relato calido que nos sumerge en nostálgicos recuerdos propios o ajenos...cuantas mochilas, cuantos otoños...

    Gracias Tere, muy bello amiga.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  14. Una historia muy triste, pero muy real. Cuando se va un ser querido, nos parece que todo se detiene. Abrazos

    ResponderEliminar
  15. Emotivo relato Teresa, creo que aunque nos empeñemos en cerrar la mochila, mientras vivamos habrá una pequeña apertura por donde se iran colando todas la experiencias vividas.
    Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  16. La vida cuando se alarga dá para llenar la mochila de todo tipo de vivencias, lo malo es cuando llega esa soledad en la que nada nos haga querer seguir teniendo vivencias.Triste historia amiga y muy real.Besitos.

    ResponderEliminar
  17. La mochila de los recuerdos. Cuantas cosas se van acumulando en ella mientras eres feliz con tu compañera, despés ya no caben más en ella, porque la vida avanzada la cierra con un candado
    que nadie se atreve a abrir. Precioso tu comentario, pero es una verdadera realidad.Yo también la he vivido. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  18. Poco a poco se va llenando nuestra vida de vivencias y recuerdos que no queremos olvidar y la mejor forma de no olvidar es recordar, aunque la mochila se cierre siempre queda una rendija por donde se escapan los recuerdos para mitigar su peso. A veces solo queda eso...los recuerdos que son los que nos ayudan a seguir.
    Cuando llega el momento de cerrar definitivamente la mochila es al final de la vida, pues aunque no queramos seguimos acumulando.
    Precioso tu relato hermana, me ha gustado muchísimo, es tierno y muy emotivo.
    Buenas noches, te quiero.

    ResponderEliminar
  19. Teresa me encantó tu historia, ¡cuanta reflexión en ella! así es el camino de la vida
    Buen día
    Te dejo un abrazo con mucho cariño

    ResponderEliminar
  20. Hola Teresa.Otro dia paso a leerte, hoy estoy apurada terminando la torta del primer añito de mi blog. Te espero.Un beso.-

    ResponderEliminar
  21. profundos y bellos sentimientos nos regalas dulce poeta emocionando nuestro corazón con ellos, besinos de esta amiga admiradora y agradecida por hacernos confidentes de ellos.

    ResponderEliminar
  22. Soy Elisa de DEDAL DE PLATA pero tengo problemas para entrar en tu blog, con mi cuenta. Asi que veré si puedo entrar como anónima. ¡Que historia tan tierna!Aunque tengamos la mochila llena hay que seguir con ánimos,siempre habrá alguien que nos ayude a cargar con ella. Eres un encanto Teresa. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. Si amiga Elena, ...nos pueden.....pero nunca lo vivido.
    Por eso hay que sacar todo lo positivo a la vida.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  24. A.K.E. Quiero meter todo en mi mochila con color a esperanza y amor.
    Bss.

    ResponderEliminar
  25. Leo, gracias por tu comentario.
    El otoño es una estación que esperamos con ganas después de tanto calor, por lo menos aquí en Andalucía.
    Un fuerte abrazo amiga miá.

    ResponderEliminar
  26. Hola Carmen, me gusta tu visita.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Chelo, a veces tenemos que cargas con cosas que no nos agrada, pero la vida es así y no la podemos cambiar.
    Un fuerte abrazo mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  28. Katy agarraré fuerte mi mochila para que nadie me la pueda quitar aunque en esta vida estamos rodeados de ladronzuelos y no sabemos lo que puede pasar.
    Un besote grande.

    ResponderEliminar
  29. Me encanta leer tu comentario, amigo Nerim.
    Me he pasado por tu blog y no veo lo que me dices.
    ¿será que no lo he visto?
    Volveré a consultarlo.
    Besos.

    ResponderEliminar
  30. Amigo Antuan, si a veces no sabemos si meter ese recuerdo en la mochila o intentaremos olvidar.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Fali, me alegro que te guste lo que lees en mi blog.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  32. Intentaremos no cerrarla, amiga Lola.
    Hay que ver la vida de manera positiva y llenarla de buenos recuerdos.
    Un abrazo mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  33. Chus, da pena, pero es la realidad de muchas personas.
    Besos.

    ResponderEliminar
  34. Adriana, el otoño nos ayuda a escribir cosas un poco de nostalgia.
    Gracias por estar aquí.
    Besos.

    ResponderEliminar
  35. Ligia, la perdida de un ser querido es duro y se nos acaba la ilusión de seguir.
    Besos.

    ResponderEliminar
  36. Si, amigo Salva, y que no dejemos nunca de ir acumulando cosas en ella.
    Señal de que la vida nos sigue brindando sus días.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Mari Carmen, esperemos que nuestra vida sea larga para poder rellenar, bien completita ,nuestra mochila con buenos recuerdos.
    Besos

    ResponderEliminar
  38. Amigo Olegario, siento haberte hecho recordar momento que no deseabas.
    Llegar a una altura de la vida en que en tu mochila no quepa mucho mas, es algo que hay que agradecer a Dios por obsequiarnos con una larga vida.

    ResponderEliminar
  39. Yo pienso, hermana, que deberíamos guardar solo los buenos recuerdos y dejar fuera los malos.
    Seguro de que con esta forma la tendríamos mas ligera y será mas fácil llevarla.
    Yo también te quiero. Un gran beso.

    ResponderEliminar
  40. La lectura que nos hace reflexionar y pensar es doblemente buena.
    Rosa a veces el camino de la vida es duro aunque no queramos verlos.
    Un fuerte abrazo mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  41. Tia Lelè, la torta te ha tenido que salir estupenda.
    Enhorabuena por tu primer año de bloguera.
    Te visitaré para verla.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  42. Ozna, gracias por tus palabras, muy amables y cariñosas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Elisa, aunque sea como anónima, me encanta verte por mi casa.
    Siempre estamos rodeadas de buena gente que nos ayuda.
    Un fuerte abrazo para ti.

    ResponderEliminar
  44. Qué sentimiento tan bonito nos transmites Teresa, es precioso, todo corazón. Me ha encantado leerlo. Un fuerte abrazo desde el blog de la Tertulia Cofrade cruz Arbórea. http://tertuliacofradecruzarborea.blogspot.com/

    ResponderEliminar
  45. Gracias Teresa.¡Muy bonito tu post!.
    Un abrazo. Dios te bendiga.

    ResponderEliminar
  46. hOLA tERESA,QUIZAS CON EL PASO DE LOS AÑOS QUEDA EN NUESTRO CORAZON EL RECUERDO DE AQUELLOS MOMENTOS FELICES COMPARTIDOS CON NUESTROS SERES QUERIDOS.gRACIAS POR TU VISITA.SALUDIÑOS.TERESA

    ResponderEliminar
  47. Hola Teresa.
    Qué entrada tan linda y nostalgica.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  48. Teresa, no he estado nunca en ese jardín, pero me has retratado.

    Conque ternura y poesía, has hecho este relato.
    Saludo de tu vecino sevillano.

    manolo
    por si se te ha olvidado.
    marinosinbarco.blogspot.com

    ¿Conoces Gibraltar?. Los cometarios siguen sonriendo.

    ResponderEliminar
  49. Hola Teresa, el texto muy positivo y lleno de sentimiento y esperanzas, ha sido un placer leerte.
    feliz semana.

    ResponderEliminar
  50. Amiga Teresa, a veces las mochila pesan demasiado en la espalda pero hay que cargar con ellas si no queremos perder la esencia de nuestra propia vida.
    Un abrazo emocionado por esta fantástica lectura.

    ResponderEliminar
  51. Pepe gracias por tus palabras.
    El intercambio de comentarios nos hace crecer en amistad y conocimiento.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  52. Marian, sabernos unidas en este mundo bloguero es algo fantástico.
    Besos.

    ResponderEliminar
  53. Tocaya, me gusta visitarte y que te pases de vez en cuando por mi “casa”.
    Un fuerte abrazo mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  54. Hola amigo APU.
    Siempre me encanta saber de ti y que vengas a visitarme.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  55. Manolo, si conozco Gibraltar, estuvimos un verano en La Linea de la Concepción de vacaciones y lo visitamos.
    Me paso por tu casa y veo lo que has preparado.
    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  56. El placer es siempre mio cuando te visito y me voy llena de sentimientos por tus poemas.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  57. Si Merche pero ¡pesan tanto, algunas veces!
    Con optimismo y esperanza haremos hacerla mas ligera.
    Un besote para ti mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  58. Hola y buenas noches..


    A lo largo de la vida, mi mochila se va llenando y llenando de bellos y tristes recuerdos, a veces me pesa, en cambio en otras ocasiones, es liviana... que bueno es tener recuerdos...


    Los amigos son como las estrellas, no siempre las ves, pero tú sabes que siempre están ahi ..

    Bella semana y dulces sueños

    ResponderEliminar
  59. Una historia reflexiva. Saludos para ti.

    ResponderEliminar
  60. Balovega que tu mochila siempre esté llena de grandes recuerdos y si además es ligera mejor que mejor.
    Gracias por tu comentario mi querida amiga.
    Besos

    ResponderEliminar
  61. Que hermoso tener una mochila donde guardar todo lo vivido pero...., también a veces cambiamos nuestras mochilas de recuerdos por vivir de otra manera dejamos atrás nuestra propia vida por aparentar lo que no somos y talamos el precioso árbol que nos cobijo y nos libro de las frías heladas de noches sin aliento. Olvidamos quien somos y de donde venimos y porque estamos aquí.
    Que triste debe ser no tener ni tan siquiera un bolsillo donde guardar algo hermoso, un simple pero bello recuerdo, un beso una caricia, una madre que te abrazo bajo el árbol para librarte de todo mal. Creo humildemente que deberíamos volver a tomar nuestras mochilas asirlas con fuerza para llenarla de amor, recuerdos y todos los valores que se están perdiendo con esta manera de vida delirante y consumista que casi nos obligan a vivir. Perdona pero creo que me he desmadrado un poco y me ha salido la vena filosófica, pero lo más importante es que quiero decirte que me ha encantado tu historia. Y, sí! Aquel anciano cerró su mochila pero abrió su corazón ante un desconocido que le ofreció un poco de compañía así que puede ser que aun no este todo perdido.
    Enhorabuena y un gran beso.

    ResponderEliminar
  62. Hola amiga paso a saludarte.Feliz finde.Besitos.

    ResponderEliminar
  63. La mochilla de estar llena de:
    Buenos pensamientos,
    Bellos sentimientos,
    Actividad plena y consciente en las acciones, para así recordar tu vida con agradecimiento.


    Gracias.

    ResponderEliminar
  64. David gracias por tu somentario y tu visita me alegra mucho verte.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  65. Josep, estoy de acuerdo contigo de que se estan perdiendo muchos valores en esta vida y lo mas importante que es la union que nos ofrece el amor es hoy tan dificil.
    Tu mochila tiene que estar llenar de grandes recuerdos, amigo mio, y aunque tambien tenemos algunos que no nos gustaria guardar pensemos que de todo se aprende de lo bueno y de lo malo ¿no crees?.
    Nada de nada que te hayas extendido, ni mucho menos, tu comentario está lleno de sentimientos y reflexión. Me ha encantado que lo hagas.
    Un fuerte abrazo y que nuestras mochilas sean siempre nuestro sueño.

    ResponderEliminar
  66. Mari Carmen yo tambien te deseo un feliz fin de semana y disfrutes rodeados de tus seres queridos que es lo mas maravilloso del mundo.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  67. Si Olga ojalá todas estuvieran llena de tus reflexiones, seria estupendo.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  68. Teresa, todos los correos que te envio me son devueltos, y no puedo enviarte lo del premio que te concedí para que puedas seguir la cadena.
    Ya me dirás como te lo envio.

    Un abrazo

    Nerim

    ResponderEliminar
  69. Un bello mensaje
    y una hermosa reflexión,
    feliz fin de semana, amiga.

    ResponderEliminar
  70. Nerim, ya me extrañaba, sabes lo que pasa, que seguro tienes mi correo "hotmail" que se averió y tuve que anularlo. Me pongo en contacto contigo y te indico el nuevo. Gracias y un beso.

    ResponderEliminar
  71. Amiga tocaya, gracias por tu visita y comentario, yo tambien te deseo un feliz domingo. Aquí en Córdoba hace un dia maravilloso de sol aunque un poco fresco pero a nosotros el frio no nos asusta despues del verano.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  72. Hola Teresa. Hoy he pasado a leerte como te prometi.Es un relato lindo y triste a la vez, será que a mi ver o saber algo de ancianos me pone triste y acongojada a la vez.
    Un besote.-

    ResponderEliminar
  73. Ante todo el respeto hacia el sentimiento de ese caballero que necesita soledad. Y el resperto por tus letras, cielo, y por tus bellos sentimientos que muestran su preocupación por un sector de la sociedad en el que la tristeza se instala frecuentemente y con facilidad. Vamos a querer la nuestros mayores, vamos a hacerles sentir acompañados y protegidos. Besicos, Teresa.

    ResponderEliminar
  74. Una entrada llena de emoción , ternura y entrañable..ha sido una delicia leerte. La pintura es tuya????? me la puedo llevar ???? me parece genial , si me sale algo te lo envio, vale???? Un abrazo teresa de Begoña

    ResponderEliminar
  75. Begoña, me alegra mucho verte por aqui.
    Por supuesto que te puedes llevar el cuadro es para mis seguidores, pero creo que ha habido un mal entendido el cuadro de la entrada no es mio, Ojalá pintara yo tan bien, solo soy una aprendiza.
    Mi cuadro lo tienes en la entrada de la celebración de mis 100 seguidores. No es tan bonito pero es mio.
    Un fuerte abrazo mi querida amiga.

    ResponderEliminar
  76. Buen día Teresuca !!!! 8me encanta cambiar los nombres....La pintura de los 100 seguidores no la viste ayer????? está colgada arriba a la mano derecha, me imaginé que era tuya...es un paisaje con unos colores muy relajantes..y el tema también y el anciano de la mochila es muy sugestivo...ya estoy elaborando algo..espero que te guste es un resumen de tu encuentro con él. Un abrazo de Begoña

    ResponderEliminar
  77. Si BegoñA ya fuí y la vi se ha quedado muy bien y gracias, mi querida amiga, por el sitio tan previlegiado que le has dado, eres un encanto de persona y muy generosa.
    Estaré esperando tu obra de arte que segura estoy quedará, como todo lo que tu haces, muy bonito.
    Un besote.

    ResponderEliminar
  78. Teresa,este comentario es para preguntar por tú hemana Luisa que hace mucho que no se ve por aqui,espero y deceo que este bien

    Un fuerte abrazo para las dos

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Saber que estas aqui, no te puedes imaginar lo que significa para mi.