jueves, 30 de diciembre de 2010

LA HOJA




Hoja que pendes del árbol
seca, por el sol amarilla
esperando que un soplo de viento

la tire al suelo marchita.


Si pensar bien pudiera
a ti hoja yo me igualo
que pendida del amor estoy
como tú lo estas del árbol.


Si el viento de la traición
de esta garra me soltara
caería ya sin vida
en el mundo de la nada.


Que nunca tú, arbol de mi existencia
de tus ramas me desprendas
y siempre en esta vida
tus manos de amor me sostengan.
.

4 comentarios:

  1. !!!Que bonita¡¡¡...
    Lastima que aunque no queramos, en la vida como en el árbol, las hojas se van desprendiendo poco a poco, y en cada una dejamos algo de lo vivido y amado.
    Te quedo preciosa hermana, te felicito.
    Que paséis buena noche, y no te atragantes con las uvas. Un enorme beso FELIZ 2011

    ResponderEliminar
  2. Pero qué preciosidad de poesía. Ya dijo Luisa que sería un placer pasear por tu blog y desde luego que así es. Bienvenida a este mundo de los blogs, para compartir todo lo que quieras con nosotros.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
  3. Gracias, Maricarmen, por tu visita y por las palabras que me dedicas. Espero que siempre que vengas a verme te encuentres agusto. Hasta pronto. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. Isa, otro comentario sin contestar. Este es del día 30 de diciembre y te lo contesto un poco tarde pero mas vale tarde que nunca. Ya veo que te están gustando mis poesías sabed que las lees y te gustan me dan ánimo. Un abrazo hermana.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Saber que estas aqui, no te puedes imaginar lo que significa para mi.