viernes, 4 de febrero de 2011

DIA PARA RECORDAR Y PREVENIR




          Era una mañana de mediados de febrero, domingo, hacia frío aunque un cielo azul lucia con todo su esplendor y un airesillo fresco entraba por el balcón.

        Hacia días había quedado para comer con su hermana, necesitaba estar con ella y comentarle un montón de cosas. . Se levantó contenta y con ganas de pasar un buen día.

       Como nos ocurre a todas las mujeres fue buscando en el armario para ver lo que se ponía , sacando y dejando caer encima de la cama ,uno a uno, distintos pantalones y jersey . Hoy lo tenia claro, quería ponerse algo que le facilitara lucir un gran descote, no importaba que ese día su pecho, voluminoso pero armónico, quedara mas a la vista que de costumbre. Ese día no le iba a importar estar un poco mas provocativa ,aunque ese no fuera su estilo , ella siempre fue recatada en su forma de vestir, pero al final opto por un pantalón negro  y un  jersey estampado con un descote generoso.

      Le agradó el conjunto y se vio bien. Su imagen se reflejo, por un momento en el espejo y un deseo instintivo le hizo acariciarlo como si se tratara de una obra delicada y frágil. Cuando lo hacia sus ojos quedaron fijos en ellos y se llenaron de lágrimas.

     Unas palabras que solo fueron oídas dentro de su alma, con una mezcla de tristeza y cariño imposible de expresar. Ella sabia que formaban parte de ella, siempre lo habían formado ,como sus manos que fueron las primeras en abrazar a sus hijos al nacer y ellos los que se ofrecieron para alimentarlos. Cuando los miraba, no lo pudo resistir, rompió con un llanto sin consuelo.
 
    Recordó que en breve sufriría una mastectomía.
 
Dia Mundial contra el cancer.

40 comentarios:

  1. Teresa, me ha emocionado tu texto de hoy, qué sencilla manera de contar toda la crudeza del tema.
    Por desgracia me toca muy de cerca todo lo relacionado con esta asquerosa enfermedad, y me admira la fuerza y entereza con que lo afrontan mis seres queridos.
    Un abrazo fuerte.

    ResponderEliminar
  2. GRACIAS A LA GATA COQUETA NOS HEMOS CONOCIDO.
    TU TEMA ME TOCA MUY DE CERCA PORQUE MI MAMÁ FALLECIÓ A CAUSA DE ESA PENOSA ENFERMEDAD.
    NO SE PUEDE EVITAR TENERLE MIEDO...
    A TODOS NOS PUEDE PASAR.
    BESITOS
    ME HE QUEDADO EN TU BLOG
    LUJAN

    ResponderEliminar
  3. Espero que haya llorado de alegría , porque esta a tiempo con la cirugía .
    Sería tremendo llorar por un OMS174 no?
    Un beso Teresa, te sigo :)

    ResponderEliminar
  4. Cruda realidad por desgracia.
    Me ha encantado tu relato de lo que muchas mujeres sufrimos o tenemos verdadero pánico a sufrir.

    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Tu texto, bello y, en este caso, muy, pero que muy emotivo, amiga Teresa.
    ¡Cuántas mujeres valientes luchan día a día
    contra esa terrible enfermedad!

    Buen fin de semana. Besos. María.

    ResponderEliminar
  6. Teresa, qué noticia más triste cuando te dicen eso. Ojalá no tengamos que sufrirlo nunca porque tiene que ser desgarrador. Cierto que ahora la reconstrucción del pecho va casi incluida en la operación, pero no se trata sólo de la parte estética, se trata de que hay algo que está atacando tu cuerpo, que quiere destruirte, y eso es terrible. Afortunadamente, cada vez hay más mujeres que se salvan, y llegará un día en que la muerte por cáncer sólo será un recuerdo, pero hasta que ese momento llegue... cuánto dolor por el camino.

    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  7. Creo que hoy día de una manera o de otra todos sabemos un poco de eso y la verdad es que lo narras de una forma muy delicada y que emociona.
    Por si os sirve de algo prefiero la masectomía pues cuando te conunican que no te la hacen ...
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  8. Me uno a tu homenaje, Teresa.

    Verdaderamente, ante esta enfermedad, todas las iniciativas para no olvidar la prevención, son pocas.

    Como mujer, te agradezco el gesto y las letras.

    Te dejo mi abrazo grande.

    ResponderEliminar
  9. Teresa me quedo fascinado de ver como cuentas una cosa tan mala lo bien que lo explicas eres una escritora nata.

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  10. Una historia muy conmoviente, es importante no dejarnos estar, realizando los controles indicados por los médicos. Feliz fin de semana

    ResponderEliminar
  11. Supongo que para la hermana con la que fue a comer aquel día, también seria un día muy especial y difícil de olvidar. Seguro que querría compartir el dolor y el miedo de su hermana, que se sentiría impotente al no poder hacer nada, que solo podía llorar con ella y tener esperanza.
    Has relatado de forma muy sencilla el comienzo de un autentico desafío de ganas de vivir y volunta para conseguirlo.
    Muchas son las mujeres que pasan por este transe y hay que pensar que podríamos estar entre ellas, por eso no hay que bajar la guardia, y estar siempre vigilante.
    Muchas veces nos preguntamos, ¿pero Dios mío, de donde saco yo las fuerzas? y la respuesta casi siempre sale de los que nos rodean, de la familia y seres queridos que ayudan de la forma que mejor saben, dando mucho cariño.
    Hasta mañana uno y mil besos.

    ResponderEliminar
  12. Un relato que demuestra una exquisita sensibilidad. Conmovedor y que refleja fielmente la realidad. Cuantas mujeres han sufrido esta lacra. Un bello homenaje sin dud al que me sumo desde el corazón.
    Un beso Teresa y buen finde

    ResponderEliminar
  13. Un placer haberme pasado por tu espacio.

    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. Si Elena la entereza y las fuerzas se sacan de donde no las hay, pero donde se encuentran es en los seres queridos que rodean. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  15. Lujan gracias por quedarte en mi casa, estaremos en contacto y no visitaremos con frecuencia. Hasta pronto. Besos.

    ResponderEliminar
  16. Gitana, por supuesto, cogerla a tiempo es un factor super importante. Besos.

    ResponderEliminar
  17. Gracias por tu comentario Sonrisa. Te mando muchos besos.

    ResponderEliminar
  18. Maria elevemos un ¡Olé! por ellas. Besos.

    ResponderEliminar
  19. Maricarmen, tenemos que empezar a verla como otra enfermedad. Si se coge a tiempo se convierte en crónica como cualquier otra. Hay que tener esperanza. Besos.

    ResponderEliminar
  20. Si Chelo quien no tiene un caso en la familia. Creo que es raro que alguna se salve.Gracias por tu comentario. Besos.

    ResponderEliminar
  21. Caracola la prevencion es fundamental aunque creo que cada uno tenemos nuestro destino y a veces, a pesar de ser precavido, te toca. Besos.

    ResponderEliminar
  22. Antuan gracias por tus palabras pero de escritora nada de nada lo que pasa es que es un tema que, sobre todo a las mujeres, nos hacen sentirnos sensibles y preocupadas. Un beso grande.

    ResponderEliminar
  23. Mirta gracias por tu comentario. Te deseo igualmente un feliz fin de semana. Besos.

    ResponderEliminar
  24. Se tiene que sentir orgullosa de tener cerca a una hermana en la que confiar y compartir su preocupación. Tener una hermana así es un tesoro. Que haríamos sin el calor, el cariño, la comprensión, la atención y un montón de cosas mas de los seres queridos que tenemos a nuestro lado. Por ellos superan malos momentos y por ellos el sufrimiento parece disminuir con sus preocupaciones y desvelos. Hasta luego. Te quiero.

    ResponderEliminar
  25. Katy gracias por tu comentario.Por desgracia cada dia aparecen mas casos. Esperemos que los avances lleguen a darle solucion algun dia. Besos.

    ResponderEliminar
  26. Hiperión gracias por pasar por mi blog. Hasta pronto. Que tengas un buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  27. Hola Teresa! Te he dejado un regalo en mi blog. Puedes pasarte a recogerlo cuando quieras, ya sabes que no hay compromiso
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  28. Chelo nos hemos cruzado en el pasillo, mientras tu venias a verme yo iba en busca tuya. Ya lo he recogido, me ha gustado mucho y lo distribuiré entre mis vecin@s blogueros. Un fuerte abrazo y gracias.

    ResponderEliminar
  29. hola teresa,gracias por haber visitado y por seguir el arcoiris de la vida,gracias a tu paso por el he podido conocer tu blog y me ha gustado mucho,ahora tambien te seguire.

    esta entrada que has compartido con todos nosotros me parece preciosa amiga y llena de sabiduria.

    te dejo un fuerte abrazo y te deseo una feliz semana!!!!!!

    ResponderEliminar
  30. Sony desde ahora estaremos en contacto para que por medio de nuestras entradas y comentarios nos intercambiemos pensamientos y experiencias. Gracias y un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  31. Un abrazo muy fuerte desde mi corazón Teresa!

    Un relato tierno y conmovedor.

    ResponderEliminar
  32. A través de la vista
    visualizo tu nombre
    en el idioma de los duendes...

    A través del oído
    siento como las notas van dejando
    marcado cada encuentro...

    A través del olfato
    recibo el aroma de hinojo
    que bordea tu apartado de reposo.

    A través de los sentidos
    palpamos la vida
    y gozamos del mundo.

    A través del horizonte
    percibo el paisaje,
    que se abre, y me atrae
    para desearte
    una semana radiante.

    María del Carmen

    PD/Una autentica realidad tratada con la sensibilidad que tu sabes hacer.

    Un beso preciosa!!

    ResponderEliminar
  33. Hola amiga llevo varios dias intentando comentarte y no se que me pasa que no me deja. Por tres veces he escrito un comentario y no me permite mandártelo. A ver ahora...
    Sabes conozco a tres personas con este problema y salieron adelante, gracias a Dios hoy en dia hay bastante información para que nos hagamos las revisiones oportunas. Muy buena tu entrada.

    Un besote. A ver si a la cuarta va la vencida.

    ResponderEliminar
  34. Hola Teresa, si pasas por mi blog encontrarás una sorpesa, te he obsequiado un premio! Un abrazo!

    ResponderEliminar
  35. Adriana gracias por tus palabras siempre tan cariñosas. Un enorme beso.

    ResponderEliminar
  36. Si, por medio de los sentidos podemos apreciar todo lo que nos rodea. Vemos, oimos, olemos, tocamos y saboreamos. Todas las personas que tenemos esta sensacion debemos de dar gracias a Dios porque nos dotó de todos ellos. Gracias Gata Coqueta por estos versos tan hermosos y por tu comentario. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  37. Lola, por favor, si el problema te sigue me lo dices para ver lo que pasa. No quiero quedarme sin tus visitas y muchos menos sin tus comentarios que tanto espero y complacen.
    ¡Este ha llegado! Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Mirta no me merezco tantos detalles como me estais, generosamente, ofreciendo.Por este camino me estoy encontrando a personas que, "sin conocernos", me demostrais con creces vuestra amistad. Me doy un paseo y me acerco a tu rincon. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  39. Un precioso y emotivo relato, y muy real para muchas mujeres.
    Un abarazo

    ResponderEliminar
  40. Maricarmen, gracias por visitar mi blog y quedarte en él. Espero te encuentres a gusto y podamos intercambiar nuestras experiencias. Tienes razón al decir que el tema de mi entrada es muy real para muchas mujeres por eso tenemos que estar siempre alerta para prevenir. Un beso cariñoso.

    ResponderEliminar

Gracias por dejar tu comentario. Saber que estas aqui, no te puedes imaginar lo que significa para mi.